Nuevas Resoluciones Metropolitanas del Área Metropolitana del Valle de Aburrá en el marco del Plan Integral de Gestión de Calidad del Aire -PIGECA

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá en el marco del Plan Integral de Gestión de Calidad del Aire –PIGECA, emitió dos nueves Resoluciones Metropolitanas y tiene otras dos en estudio. Las resoluciones están orientadas hacia:

Resolución 911 del 19 de mayo de 2017 “Por medio de la cual se requiere una información sobre el parque automotor de las empresas que movilizan carga propia, contratan o prestan el servicio de transporte en esta modalidad en la jurisdicción del Área Metropolitana del Valle de Aburrá”

Esta Resolución Metropolitana busca que todas las empresas que realicen operaciones de transporte de carga o que contraten este tipo de servicios para su realización de jurisdicción del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, en un término de 20 días hábiles a partir de la entrada en vigencia de la resolución, remitan a la entidad la información sobre tipo de empresa, rutas de origen y destino en el Valle de Aburrá, Departamental o Nacional, tipo de carga que moviliza, tipo y números de vehículo y contactos de la persona encargada; así como información general de cada vehículo como año del modelo, tipo de combustible, sistemas de control de emisiones incorporados, sistema de transmisión y cilindrada del motor.

Resolución 912 del 19 de mayo de 2017 “Por medio de la cual se adoptan medidas en el sector industrial que contribuyan a una gestión integral de la calidad del aire en la jurisdicción del AMVA”

Dentro de esta Resolución Metropolitana, se plantea:

La autoridad ambiental podrá restringir la operación de fuentes de emisión en periodos de contingencia atmosférica, de acuerdo a lo establecido en el Acuerdo N° 15 de 2016 o el que lo adiciones o modifique.

Todas las instalaciones industriales que cuenten con equipos de combustión externa, deberán llevar una Bitácora de Operación y Mantenimiento, conforme a los lineamientos establecidos por las autoridades nacionales y/o el AMVA, cuyo propósito será facilitar el control, seguimiento e identificación de oportunidades de mejora de los procesos industriales por parte de la empresa.

A partir de la entrada en vigencia de la presente resolución, todas la instalaciones existentes cuyos proceso industriales operen equipos de combustión igual o superior a 100 BHP u hornos con una entrada equivalente, que usen combustibles gaseosos, líquidos o sólidos, deberán realizar mediciones de los parámetros indicados en la Tabla 1, con las frecuencia señaladas, en función de los rangos de capacidad que se indican. Estas mediciones deben hacerse a la salida del equipo de combustión.

Las instalaciones industriales deberán garantizar que los operadores de los equipos de combustión externa cuenten con competencias técnicas para la ejecución de su labora y para la adopción de buenas prácticas ambientales y de operación asociadas al proceso, de tal manera que permitan el reconocimiento de herramientas para la optimización del proceso, la disminución del consumo de combustible y por ende la generación de menores emisiones de contaminantes al aire.

El AMVA, en su calidad de autoridad ambiental urbana, podrá abstenerse de expedir licencias ambientales y permisos de emisiones, a nuevas fuentes fijas de emisiones contaminantes, en zonas clasificadas de contaminación alta y media.

Las nuevas fuentes de emisión con capacidad igual o superior a 100 BHP u hornos con capacidad técnica equivalente, deberán contar con monitoreo continuo (durante todo el tiempo de operación del equipo, con registros máximos cada 15 minutos de los parámetros de combustión a saber: temperatura de gases, oxígeno, CO, CO2, O2, % de eficiencia de combustión y % de exceso de aire, de acuerdo a la frecuencia establecida.

A partir del 1 de junio de 2018, las empresas deberán garantizar el aislamiento de la tubería que conduce vapor y reportar al AMVA el tipo de aislamiento y espesor del mismo. Adicionalmente, se deberá dar información sobre el tipo de trampas de condensado instaladas.

A partir del 1 de enero de 2019, todos los equipos de combustión externa (calderas y hornos) deberán contar con un sistema de medición de consumo independiente.

Adopción de Planes de Movilidad Sostenible (PMS) Planes MES

Medida contributiva al desarrollo de la gestión integral de la calidad del aire y la movilidad en el Valle de Aburrá. Las medidas que se adoptan por medio de esta resolución buscan propiciar un desarrollo bajo en emisiones atmosféricas en la jurisdicción del Área Metropolitana del Valle de Aburrá para mejorar la calidad del aire, proteger la salud, mejorar la movilidad de los trabajadores en las organizaciones y alcanzar una mayor competitividad de la región, contribuyendo a garantizar el derecho de las personas a gozar de un ambiente sano.

Esta resolución aplicará para todas las organizaciones privadas y públicas que tengan más de doscientos (200) trabajadores directos e indirectos, y cuyas instalaciones se encuentren en jurisdicción del Área Metropolitana. Estas empresas tendrán un plazo de dos (2) meses para estructurar e implementar Planes MES que provean soluciones de movilidad y puedan reducir las emisiones generadas por el desplazamiento que realizan sus trabajadores desde y hacia su lugar de origen y destino.

Las entidades, instituciones, organizaciones o empresas públicas y privadas que cuenten con menos de doscientos (200) trabajadores (directos e indirectos), podrán voluntariamente implementar los Plan MES, en aras de contribuir con la sostenibilidad ambiental en el Valle de Aburrá.

Proyecto Resolución Metropolitana: Áreas fuentes de contaminación o zonas de baja emisión

A través de esta resolución se categorizan las estaciones de monitoreo de calidad del aire, se declaran áreas fuente de contaminación y se reafirman los niveles de contingencia atmosférica para el Valle de Aburrá.

En ella se declaran áreas fuente de contaminación por material particulado menor de 2.5 micras, determinados sectores cuyos altos niveles de concentración de material particulado registrados se deben fundamentalmente a la confluencia de los vehículos, y se adoptan medidas de prevención, control y seguimiento que deberán ser acogidas e implementadas por las diferentes dependencias de los municipios y del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.